653 988 404 | 630 126 715 info@viosconsultoriaenergetica.es

La última normativa de eficiencia energética de edificios RD 56/2016 obliga a las grandes empresas (250 personas o con un volumen de negocio superior a los 50 millones de euros) a realizar una auditoría energética cada 4 años. Para empresas con diversas filiales dentro del territorio nacional es importante determinar que cada auditoría debe comprender el 85% del consumo total de energía final del conjunto de todas las instalaciones, no solo de la sede principal.

En cada auditoría se realiza un estudio exhaustivo del edificio o local, estudiando el funcionamiento de las instalaciones y realizando un análisis de los consumos energéticos. Toda la información obtenida permite la propuesta de una serie de mejoras donde se aconsejan las acciones necesarias para poder reducir consumos, emisiones de CO2 y mejorar la eficiencia energética del edificio y/o actividad, sin reducir las prestaciones y el confort.

En cada auditoría se especifica el coste de las mejoras propuestas así como el tiempo de amortización, siempre considerando el ciclo de vida de los elementos a sustituir.

Aunque el real decreto no obliga a la puesta en marcha de las medidas propuestas, es importante ejecutarlas y así sacar el máximo provecho. De lo contrario, cada cuatro años se obtendría un informe similar sin haber mejorado energéticamente en el funcionamiento de las instalaciones del edificio.

Para las empresas exentas del cumplimiento de la normativa se recomienda la ejecución de una auditoría energética para saber dónde focalizar los esfuerzos a la hora de mejorar el rendimiento de las instalaciones y potenciar la eficiencia energética dentro de la compañía.

Las auditorías energéticas son la primera herramienta de la que disponen las empresas para iniciar procesos comprometidos con el medio ambiente apostando por una buena gestión de la energía.